miércoles, 8 de marzo de 2017

CLARO QUE SI SOY BUENA MAMÁ

Gracias, gracias, gracias a todos los que me contactaron para expresarme tan bonitas palabras después de escribir mi anterior publicación.

CLARO QUE SOY BUENA MAMÁ.
Di alma corazón y vida. Y lo sigo dando en la distancia, así Manolo ya no viva conmigo y no me quiera. Y no me puedo sentir mal porque él haya elegido su camino así bo sea conmigo. Como dicen, los hijos son prestados.

Expresé lo que expresé por 3 razones:

1. Proteger tanto a mi hijo hizo que no me valore, y ese miedo de nuestra generación  por que los hijis no reaccionen y siempre estén bien, ha hecho que esta generación de hijos no respete.

Uno mira alrededor y ver como los adolescentes responden a sus papás, docentes, adultis, etc., y como papás no sabemos reprender, hemos creado una generación agresiva e intolerante. Pues si no respetan ningún tipo de autoridad, por eso no respetan sus pares o a ellos mismos.

Por es lo que escribí es un grito de protesta generacional. Por eso tantas cosas que vemos en el país.

2. Para esa respuesta de mi hijo, el se merece una pela, así de claro. Nunca pelé a mi hijo, las 3 supuestas veces que lo hice nunca fueron con fuerza pero el ego le dolió en el alma y a mi el corazón.

Y el solo hecho de que me reclamara porque alguna vez lo "pelé" y me diera pena que alguien se diera cuenta que lo intentè es lo que le hace sentirse con derecho a tratarme como hoy lo hace. No ¡¡Que respete!!, y aunque no creo que me leea si lo hace, así se enoje, algo le llegará. Y si bien no se trata promover la violencia, creo que tidos alguna vez en la vida se merecen una pela. Y ese maltrato público que el me hizo, se merece un sacudón y es mi forma de hacerlo.

3. Además de desahogo porque de verdad me duele en el alma cada maltrato suyo, y aunque no suelo exponer mis problemas, si quería invitar a pensar.

Tengo claro que SOY UNA BUENA MAMÁ, no perfecta, pero si muy buena mamá. Pero el resultado muestra que me faltó autoridad para exigir respeto. Que no me quiera si no quiere. Pero el respeto no puede ser negociable.

Por estas 3 razones escribí lo que escribí, y reconocer que a pesar de todo el esfuerzo en algo me equivoqué es una reflexión que comparto para que no nos siga pasando. Este mundo necesita respeto, mucho respeto.

Además estoy siendo coherente en la invitación que vengo haciendo en redes a que seamos más respetuosos y asumamos nuestras partes.
Colombia si que necesita respeto y si asumir mi parte al reconocer que me faltó autoridad para enseñarlo, puede llevar a reflexionar a otros, BIENVENIDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada